miércoles, 31 de julio de 2013

Narval empalador de humanos

En Inspector de Juguetes intento tratar a los juguetes como auténticas obras de arte, hay algunos que sin duda lo son y otros reinan en las estanterías de mi casa como totems protectores, de hecho, por el blog han pasado algunos juguetes que han estado también presentes en numerosas galerías de arte y museos, por poner un ejemplo, las obras psicodélicas de Keiichi Tanaami o el extraño mundo de Fedrik Raddum.

Ese es el caso de esta escultura realizada en plástico fino y que ronda los 1400€ creada por la pareja de artistas Kozyndan. En su web, afirman que están obsesionados con el océano y estar bajo el agua y su última esperanza es de algún día llegar a descansar en el fondo del mar y poco a poco ser devorados por criaturas profundas durante muchos años. Eso es romanticismo y lo demás locuras.

 Por cierto, me recordó bastante, por el concepto, al set de muñecos del unicornio empalador.


Seguir leyendo

Juguetes más vistos todos los tiempos